martes, 29 de diciembre de 2015

¿Arde España?




Por los cuatros costados. Especialmente por uno, por la Cornisa Cantábrica. Desde hace diez días, Asturias, Galicia, Cantabria y el País Vasco, con más de trescientos focos de incendios, en su mayoría provocados.

Mientras,  el llamado “gobierno en funciones” permanece inerte e inerme, preocupado porque alguien, ajeno al espacio y al tiempo en que vivimos, pueda apoyar su investidura y utilizando la manida dialéctica de “los que quieren romper España”.

España no se rompe, arde como una tea a beneficio de espurios intereses especulativos, urbanísticos, de tierra y madera quemadas y al amparo de una Ley de Montes hecha, dictada y ejecutada al servicio de los pirómanos.

El discurso recurrente y maniqueo sobre la ilusoria “unidad nacional” se da de bruces con los 16.000 millones de impuestos impagados por una clase social que se hace cruces sobre su “patrioterismo de pulserita bicolor”, con unos gobernantes que imponen a nueve millones de asalariados un salario mínimo de miseria con una más que miserable subida de un uno por ciento anual y con los que queman, criminal e interesadamente, una tercera parte de su país, a la que sólo en ocasiones y en según qué foros llaman “su” patria.

La Justicia, nombrada a dedo y con el carnet en la boca, por los que gobiernan y ejecutan leyes, se entretiene, en el Supremo, reabriendo el caso de un concejal que hacia chistes de humor negro - de pésimo gusto-  sobre víctimas del terrorismo, y mientras el humo ciega sus ojos y los nuestros, permanece tan pasiva e inerme como los que los han nombrado, mientras las teas incendiadas a beneficio de inventario de futuras cuentas corrientes, nos dejan sin árboles y sin oxígeno.

No es que el presidente de este país puede ser un “indecente”, es que los “indecentes” habitan en nuestros consejos de ministros, audiencias, ministerios, fiscalías, comisarías  y magistraturas. Este país es una pura indecencia.

Arde, y aun quemándose, están pensando en vender la madera quemada o en urbanizar el infierno.  


miércoles, 23 de diciembre de 2015

Carta abierta a mis compañeros del PCE e Izquierda Unida




Soy plenamente consciente de que vivimos uno de nuestros peores momentos como colectivo social. Hace muy pocas horas, tras una negra noche, yo mismo me envolví de desánimo. Mi mente se iba hacia la esterilidad de esa larga travesía, desde aquella toma de conciencia individual hacía la conquista de una libertad colectiva. Veía imágenes inconexas de aquellas reuniones clandestinas en sórdidas sacristías o casas medio derruidas, de aquellas asambleas de fábrica entre humo y olor al sudor del trabajo, de carreras ondulantes ante la gris autoridad, en medio del páramo inabarcable del fascismo gubernamental.

Pensé en abandonar. Acudir al reclamo de la vida individualista, tranquila, ocupado de lo efímero o de lo fútil.

Afortunadamente, el desánimo duró poco. Si la dictadura franquista que nos golpeaba, perseguía, torturaba y reprimía no pudo con nosotros, ¿van a poder con nuestra lucha, sus sucesores sociológicos? ¿Van a extinguir unos malos resultados electorales una llama prendida hace casi un siglo? ¿Vamos a entregar al enemigo el esfuerzo, los años de cárcel, las horas robadas al sueño y a nuestras familias de miles y miles de camaradas, nuestra sangre en los paredones y el sudor de la lucha de nuestros mártires.

Nuestra mochila personal y colectiva está llena de mártires. Un lamento de sacrificio sin fin, dirigido hacia la primavera de las libertades, hacia el espíritu igualitario del que nacimos y a dónde vamos, hacia la infinita extensión de la vida como personas libres e iguales.

Hemos atravesado todos los desiertos, y los que nos quedan, y el que se abrió ante nuestros pies la noche del pasado domingo no es el peor. Lo tenemos todo: historia, proyecto, líderes, militantes, personas, afectos, amores, rumbo, conciencia y meta.  ¿Qué nos puede quitar una desafortunada ley electoral o cuatro “demócratas” de aluvión? Nada, que no hayamos conquistado con más esfuerzo y méritos que nadie.

No. No vamos a desaparecer como colectivo ni como organización política. Ya hemos aprendido lo que significa Ítaca.  Diremos con Cavafis: “Itaca te brindó tan hermoso viaje. /Sin ella no habrías emprendido el camino. / Pero no tiene ya nada que darte./ Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.”

En los momentos de desaliento yo me acuerdo de dos personas. De Simón Sánchez Montero y de Marcos Ana. ¿Puede haberlas de mayor contenido personal y humano? ¿Puede alguno de los políticos en candelero ofrecer un bagaje de ejemplo e integridad mejor? Ellos llegaron a Ítaca y nosotros no vamos a ser menos. En cada provincia, en cada ciudad, en cada pueblo de nuestro país ha habido un “Sánchez Montero” o un “Marcos Ana”. Yo los conozco o he conocido. En Córdoba, en Montilla, en Fernán Núñez, en Palma del Río, en Lucena… He conocido a gentes como Frasquito Carmona, Antonio Grande, Pedro Zafra, Manolo “Mao” Alcalá… y su energía moral y personal nos ha alimentado nuestra larga travesía.

En esa larga jornada andadura hemos encontrado las dosis necesarias para formarnos como personas y curtirnos en el avatar político.  Nuestras organizaciones tienen mucha más salud vital, que la que creen los que dicen que “sólo” somos dos diputados, maltratados por los entes mediáticos, la ley electoral y las oligarquías financieras. En las dunas de la lucha nos fueron dadas las aportaciones de la tierra y del alma. Y pienso que nuestro caminar no es una acción pasajera o solemne que se decida en unas urnas trucadas por el odio y el miedo. Y pienso con no menor fe que todo está sostenido –la mentira y su sombra, las leyes mal llamadas constitucionales  y su ineficacia, la desigualdad y el hambre - por una comunidad tan oculta como extensa, que sabe que nuestras armas son la integridad y la autenticidad.  Vamos a seguir nuestra andadura, aunque les pese a muchos,  en un ejercicio que integrará para siempre en nosotros la realidad y los sueños, porque de tal manera confundiremos a nuestros poderosos adversarios.

Termino con las últimas palabras escritas por un camarada, Pablo Neruda, en unos de los mejores discursos de todos los tiempos, en la hora de recibir el Premio Nobel de Literatura:

“Hace hoy cien años exactos, un pobre y espléndido poeta, el más atroz de los desesperados, escribió esta profecía: A l’aurore, armés d’une ardente patience, nous entrerons aux splendides Villes. (Al amanecer, armados de una ardiente paciencia entraremos en las espléndidas ciudades.)
 Yo creo en esa profecía de Rimbaud, el vidente. Yo vengo de una oscura provincia, de un país separado de todos los otros por la tajante geografía. Fui el más abandonado de los poetas y mi poesía fue regional, dolorosa y lluviosa. Pero tuve siempre confianza en el hombre. No perdí jamás la esperanza. Por eso tal vez he llegado hasta aquí con mi poesía, y también con mi bandera.
En conclusión, debo decir a los hombres de buena voluntad, a los trabajadores, a los poetas, que el entero porvenir fue expresado en esa frase de Rimbaud: solo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres.”


Salud a todos. 

lunes, 21 de diciembre de 2015

Un decálogo de valoraciones del resultado electoral





UNA.-  No ha hecho falta que “me caiga del caballo” anoche, ya lo pensaba con anterioridad,  la democracia imperante en nuestro país es de baja calidad. Es un fruto de la “ejemplar” transición del fascismo a las “formas democráticas” –tan solo- y de una Constitución hecha a medida para dos partidos, tan corruptos como obedientes a los poderes fácticos.

DOS.- Centenares de casos descubiertos y procesados, financiaciones ilícitas, cajas “B”, apoyos explícitos a delincuentes, la corrupción como norma y medida, aparte de producir un gobierno y una legislación injusta, desleal y cruel contra todas las capas populares de la nación, no han bastado para que la base de un electorado fanatizado y conservador hasta la médula, –el franquismo sociológico- dé la mayoría de votos a un partido tan indecente como sus cargos y presidente.

TRES.- Una ley electoral, injusta y obsoleta, pensada en su momento, no como se dice,  para “garantizar la estabilidad parlamentaria”, sino para el impedir el acceso como referente natural de la oposición, -histórica, sostenida, verificable y heroica al franquismo-, al Partido Comunista, sigue en vigor, para bochorno de los que se autoproclaman “demócratas” y permiten casos de que como más de novecientos mil votos solo obtienen dos escaños y tres millones y medio de ellos, cuarenta.

CUATRO.- El Partido Socialista (PSOE) como exponente de un voto con carácter “hooliganizado” se sostiene en un nuevo panorama político, como se sostiene un bipartidismo alimentado por los poderes ocultos (Banca, Ibex-35 y empresas energéticas) a pesar de su corrupta y eterna gestión en Andalucía y en cuantas ocasiones y lugares ha tenido cuotas de poder. Noventa escaños es demasiado premio, para una gestión real tan alejada de sus proclamas de “izquierdas”. -Sólo los quince días anteriores a una convocatoria electoral-.

CINCO.- No he sido uno de sus votantes, pero entiendo que Podemos es el triunfador nato de las elecciones. Les ha faltado un punto para rematar la faena. Superar en votos y en escaños al PSOE. El famoso “sorpasso”  nos hubiera dado emoción y vida a todos los que tenemos la sangre roja y el corazón a la izquierda.  Inexplicable que sus líderes acepten una coalición exitosa en Catalunya, Valencia, Galicia y País Vasco y no adopten la misma forma en todo el territorio. Se han tirado novecientos mil votos a la basura de la norma D’Hont.

SEIS.- El presidente de un banco contemplaba un programa de televisión. Se levantó irritado de su asiento y dijo: “Hay que crear un Podemos de derechas”. Y se pusieron a hacerlo. Invirtieron dinero, elementos mediáticos a sueldo, imágenes, camisas blancas y el invento casi no les han funcionado. Quien nació como una opción derechosa –casi facha- al nacionalismo catalán tiene poco recorrido más. Como haya nueva convocatoria de elecciones en marzo se desinflan al completo.

SIETE.- En un muy evidente proceso de banalización de la política y de la acción de gobierno, venimos asistiendo a un proceso de instrumentalización mediática. Los grupos empresariales, Atresmedia en particular, se propusieron hace años trasladar la técnica de sus programas basura, de tanto éxito marujil, a los platós de debate político. En estas elecciones han pretendido que votáramos y debatiéramos los que ellos habían cocinado previamente. Venían dándonos encuestas y dirigiendo la última intención de voto a algo burdo y grosero. Y no sólo en las formas.   La jugada no les ha salido redonda, pero casi. Soy pesimista al respecto. Al final lo conseguirán. (Querían eliminar a IU-UP del espectro político y casi lo han logrado).

OCHO.- Que los partidos bifrontales de nuestra democracia de pacotilla se pusieran de acuerdo para establecer la fórmula del “voto rogado” no fue por casualidad. Entre reformas laborales y paro sin solucionar sabían que iban a generar un exilio de dos millones de electores. Este exilio, por su propia manifestación inconformista, no les era muy afín. Sólo el 9 por ciento de estos exiliados forzosos ha podido votar. Es un hecho de una extraordinaria magnitud que un millón ochocientos mil españoles no hayan podido votar. En cualquier país con una democracia real este impedimento sería invalidante del resultado de las elecciones. Aquí, ni se comentará. Tienen bien pagados a los “comentaristas”.

NUEVE.- Sólo han pasado unas horas y ya se aprecia una corriente, alimentada ex profeso: “El resultado electoral hace al país ingobernable”. Parece ser que nuestros demócratas íberos solo saben gobernar si tienen mayorías absolutas, es decir, el absolutismo que hemos padecido en los últimos cuatro años, que nos ha llevado a hitos como la Ley Mordaza o la Ley Wert. Le van a poner altavoces a esta opinión para provocar una nueva convocatoria y el que ciudadano, ahíto,  asqueado o fanatizado vote, en nuevas mayorías, a los poderes (o partidos) de siempre.

DIEZ.- No es por dorarle la píldora al personal, pero aprecio una importante diferencia entre la ciudadanía y sus políticos y partidos.  Estos, los políticos, en general, dan grima oírlos, decir los mismos lugares comunes, frases hechas y comportarse servilmente a conceptos e ideas de cliché. La ciudadanía de nuestro país, aun fanatizada, aún manipulada, está a años luz de los que se llaman sus representantes.


Posdata. Mi estado de ánimo va de la irritación al cabreo, pasando por la tentación de ocupar mi tiempo y mi energía en otras cosas. Confieso que en la noche de ayer, en algún momento, pensar en abandonar. Dedicarme al cine, la literatura, a degustar el vino de las tabernas de mi ciudad o a coger espárragos en primavera en los campos en flor de mi tierra. Pero no, a mí no van a desanimar. Conmigo no podrán. 

sábado, 19 de diciembre de 2015

Yo acuso (2)




El 1 de diciembre de 2012, publiqué este post. Hoy, por ser el día que es me permito su republicación. Puede que en estos tres años yo haya envejecido, pero creo que el artículo no.

Señor Presidente:
Permitidme que, agobiado por la realidad política y económica que su acción de gobierno ha generado me preocupe de vuestra gloria y os diga que vuestra estrella, tan feliz hasta hace un año, está amenazada por la más vergonzosa e imborrable mancha.
Habéis salido sano y salvo de una desastrosa y mentirosa actuación de gobierno ¡Pero qué mancha de cieno sobre vuestro nombre -iba a decir sobre vuestro mercado- puede imprimir esta abominable política! Y no hay remedio; Lo que llamaís España conserva esa mancha y la historia consignará que semejante crimen social se cometió al amparo de vuestra presidencia.
Puesto que se ha obrado tan sin razón, hablaré. Prometo decir toda la verdad y la diré si antes no lo hace el pueblo con toda claridad.
Es mi deber: no quiero ser cómplice. Todas las noches me desvelaría el espectro de los inocentes desahuciados de sus viviendas a beneficio de inventario de unos bancos cuya sinrazón y codicia nos han hundido en la mayor de las miserias o el recuerdo de los seis millones de seres que amanecen al sol de cada lunes sin el derecho al trabajo que la Constitución les garantiza.
Por eso me dirijo a vos gritando la verdad con toda la fuerza de mi rebelión de hombre de mi tiempo y de mi país. Estoy convencido de que ignoráis lo que sois, un ignorante de la triste realidad que generáis. ¿Y a quién denunciar las infamias de esa turba malhechora de verdaderos culpables sino al que fútilmente se cree la primera magistratura del país?
Señor, la abominación y el daño de vuestra política aumenta de hora en hora.
¿Cuándo vendrá el gobierno verdaderamente fuerte y patriota, que se atreva de una vez a refundir y renovar todo? Conozco a muchas gentes que, tiemblan de angustia ante cada decisión de su penoso gobierno ¡porque saben en qué manos esta la gobernación nacional!
¡En qué albergue de corrupción, favores y dilapidaciones se ha convertido el sagrado asilo donde se decide la suerte de la patria! Espanta la terrible claridad que arroja sobre su antro la protección desaforada a la Banca y los banqueros. Usted gobierna con demencia y estupidez, maquinaciones locas, prácticas de baja policía, costumbres inquisitoriales; el placer de algunos tiranos que pisotean la nación, ahogando en su garganta el grito de verdad y de justicia bajo el pretexto, falso y sacrílego, de la razón de estado. ¡Esa verdad, esa justicia que nosotros buscamos apasionadamente, las vemos ahora humilladas y desconocidas!
Yo Acuso al ministro De Guindos como laborante del capitalismo internacional de anteponer intereses espurios a las necesidades de amplias capas de la población y por desarrollar una política nefasta sometida a los intereses maquinadores de gobiernos y bancos extranjeros.
Yo Acuso al ministro Montoro por haberse hecho cómplice de los defraudadores y esquilmadores de la economía nacional, por alentar la salida de capitales y la evasión de impuestos de las grandes fortunas y empresas y por anteponer a todo, el poder absoluto y abusivo de los bancos.
Yo Acuso a la vicepresidenta, Sáez de Santamaría de actuar contrariamente al Derecho vigente en nuestro país, alentando el fraude de Ley en numerosas ocasiones y haciéndose por lo tanto culpable del crimen de lesa humanidad y de lesa justicia con un fin político y para salvar los intereses de una minoría sectaria de ciudadanos.
Yo Acuso a la ministra de Trabajo, la señora Báñez, por desarrollar, implantar e imponer una ley injusta, desigual y que rompe el equilibrio social, como la llamada de la Reforma Laboral, que deja a los trabajadores en manos exclusivas de sus patronos y a millones de españoles condenados al paro y a la miseria.
Yo Acuso al ministro Gallardón de arruinar el ordenamiento jurídico de nuestro país, de restaurar la cadena perpetua, incentivar los indultos a condenados criminales por atentados contra la seguridad e integridad del pueblo e implantar una Ley de Tasas contraria al principio de una Justicia libre y gratuita con la que ha labrado el imperecedero monumento de su torpe audacia.
Yo Acuso al ministro Wert de intentar acabar con la Educación general, gratuita y laica de este país, de hacinar a los alumnos, incentivar la enseñanza privada, despreciar a los padres de alumnos y a sus representantes, ignorar a los profesores y claustros y conducir hacia la deriva y el caos la Cultura pública, lastrándola de impuestos ominosos y comparativamente lesivos frente al vicio, esperando lo declare víctima de ceguera de los ojos y del juicio.
Yo Acuso a la ministra Mato de intentar liquidar la Sanidad Pública, vendiendo al mejor postor cercano a su partido y su ideología los hospitales y centros de salud, agraviando a miles de profesionales y a la conquista que representaba una Seguridad Social avanzada a un moderado coste, penando a los jubilados y pensionista con un gravoso repago de medicamentos.
Yo Acuso al ministro Soria de ser un inepto, de confundir los voltios con los watios y de plegarse al contubernio de las empresas energéticas, eléctricas y petroleras y permitir la impunidad de tarifas abusivas, que se subastan la miseria y el expolio de los consumidores obligados por este mafia infecta que asola nuestro país y su economía.
Yo Acuso al ministro Fernández de confundir el orden público con los intereses de las oligargías financieras y religiosas que desde la sombra nos dirigen, torturan y maltratan. De servir con prioridad a los intereses de la secta a la que pertenece (Opus Dei) y de querer acabar con los derechos de manifestación y huelga y de apalear fuera de toda consideración humana y de derecho a personas que sólo reclaman lo que la Ley y la Historia les han otorgado.
Yo Acuso a la ministra Pastor de acabar con la inversión pública, al ministro Arias de legalizar la agresión histórica y especulativa contra el medio ambiente, al ministro Morenés de utilizar el gobierno en beneficio de las empresas de armamento y al ministro Margallo de desarrollar una política exterior obsoleta y retrógrada, subordinada al neocolonialismo .
Y por último: Yo le Acuso a Usted, de ser el mayor mentiroso de la historia de nuestro país. De cometer un flagrante fraude electoral tan como establece el artículo .113 de la LOREG. De incumplir todas las propuestas de su programa, por las que se puede considerar que ha ganado las elecciones mediante “Propaganda Maliciosa” -ley orgánica 5/1985, de 19 de junio del Régimen Electoral General. Le acuso de no actuar como un gobierno democrático emergido de la voluntad del pueblo sino de la voluntad de unos golpistas económicos.
En cuanto a las personas a quienes acuso, debo decir que ni las conozco ni las he visto nunca, y las considero como entidades, como espíritus de maleficencia social. Y el acto que realizo aquí, no es más que un medio revolucionario de activar la explosión de la verdad y de la justicia. Sólo un sentimiento me mueve, sólo deseo que la luz se haga, y lo imploro en nombre de la humanidad y de la que dice “su Patria”, que ha sufrido tanto y que tiene derecho a ser feliz. Mi ardiente protesta no es más que un grito de mi alma.
Así lo espero.

jueves, 17 de diciembre de 2015

ROMANCE DEL GRAN TORTAZO, CAMINITO DE PONTEVEDRA




“Mariano Rajoy Brey,
presidente del Gobierno,
con sus gafas de miope
da un paseo en busca votos.
Se aproxima a mucha gente
y habla despacio y garboso.
Sus gafitas relucientes
le brillan entre los ojos.
En Plaza la Peregrina,
a los gallegos nativos
les fue contando el “romance”
economía  recupera (se)
en beneficio de todos.
Y en la mitad de la plaza
bajo las ramas de un olmo,
un puñetazo le pegan
con una mano con colmo.

          *

 El día se va despacio,
la tarde colgada a un hombro,
con una mejilla hinchada
y los escoltas de asombro.  
Los luceros aguardaban
la noche del buscavotos
y una corta brisa ecuestre,
salta las urnas de plomo.
Mariano Rajoy Brey,
presidente del Gobierno
tiene ya las gafas rotas
entre los cinco tricornios.

Pepero,  ¿quién eres tú?
Con la mordaza por ley  
hubieras hecho un “ruin”
 de ese gallego cachorro.
Ni tú presides a nadie,
y los sobres son de morro.
¡Se acabaron los peperos
que iban por el mitin solos!
Están los pobres escoltas
tiritando bajo el polvo.

A las nueve de la noche
lo aplauden con alborozo
mientras la Sory, la vice, 
está por tirarse a un pozo.  

Y a las nueve de la noche
Marhuenda hace titulares
de democracia agredida
por la izquierda, no por otros.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

Paisaje después de la batalla




Aquella batalla, aquel debate, lo perdimos todos. Los debatientes, como tal, tanto por el descrédito al que accedieron como por su ineficiencia misma, acabaron disolviéndose en su propio barro, en su propia indecencia.  Dejaron de tener sentido sus palabras  de una descompuesta política, bipartidista, que provenía del lodazal corrupto de la corrupta transición.
No había ideología en sus palabras, solo mentiras, y no se podía votar ni a sus partidos ni a sus personas. Profesionales del engaño, rodeados de cajas B, financiaciones ilegales y ERES,  habían trasladado a las pantallas el cuadro de Goya.   Enterrados en la arena hasta las rodillas de sus corrupciones,  se golpeaban mutuamente: ¡Indecente! ¡Ruin!
Habían visto pasar por delante de sus narices 38 años de inequidad y la realidad se le había sublevado. Se habían ido acomodando a esa fácil  estrategia de hacerse con el poder,  apoyados en los medios informativos, en los créditos impagados a sus bancos amigos  y en los trucados sondeos de opinión, que sus cifras de incumplimiento se le habían rebelado y no respondían al dolor o al engaño de la gente. Y los líderes, sin carisma, sólo con los tics de sus ojos mentirosos o de sus mutuas acusaciones de falsedad  eran figuras decrépitas, espectros de un pasado, tan fantasmal como ellos mismos.
Ya no existen. Lo que aparece con sus nombres, con sus siglas, con sus insultos, son ectoplasmas de un  fraude colectivo a un país y a un tiempo. Esta época, estas formaciones eran lo que siempre habían sido: una degradación, una degeneración de la política y la idea.  Era el final de una representación teatral,  en la que sus personajes de ópera bufa, aparecían que querían destruir al adversario, cuando en realidad eran coaligados en el mismo fraude. Era un win to win, donde sólo ganaban ellos. Y sus puertas giratorias. Y sus falsas crisis. Sus recortes. Sus planes de empleo que generaban millones de desempleados. Y sus falsas financiaciones ocultas en sus destruidos discos duros.
Esta comunidad bipolar resultaba ya bastante incomprensible. No se entendía cómo se podía seguir votando a gente que actuaba tan abusiva y fraudulentamente. Con tanto descaro.  Y que en realidad sólo eran ya actores de papeles funerarios. Sus realidades estaban muertas y el debate del lunes sólo fue su funeral.
RIP.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Cartel





EL LUNES 7 DE DICIEMBRE DE 2015

GRAN CORRIDA EXTRAORDINARIA DE LA BENEFICIENCIA Y DEBATE

Con permiso de la Autoridad y si el “Tiempo” (Junta Electoral Central y Tribunal Supremo) no lo impide se celebrará, bajo la presidencia de Doña Ana Pastor, “La Choni”, una monumental corrida de electores españoles que serán lidiados, toreados, banderilleados y convenientemente adocenados por los ganaderos  del Conde del Fraude a la Democracia, cuyos astados pastan en la finca “La Sexta” (provincia del Engaño) por los afamados espadas:

SORAYA SAENZ, “LA ENANITA DE MARIANO”
PEDRO SÁNCHEZ, “EL CAPULLO DEL PSOE”
ALBERT RIVERA, “FALANGITO DEL IBEX”
y
PABLO IGLESIAS, “EL COLETAS DE LA CASTA”

Con sus correspondientes cuadrillas de picadores, banderilleros, asesores con “casta” y aplaudidores varios.

El plató o ruedo estará adornado con colgaduras democráticas y patrióticas. Antes de principiar la corrida y en los intermedios intervendrá la Banda del Empastre (La Casta.2) que ejecutará las piezas escogidas del repertorio de democracia a la carta (Bipartidismo a Cuatro.9).

La conducción de los espadas se hará gratuitamente desde sus correspondientes “cajones” y podrá ser presencia por los espectadores.

Las banderillas serán de lujo de la acreditada casa de “Manipulación y Bipartidos S.A.” El servicio de caballos, corre a cuenta del Ilustrísimo Ibex 35 y en el encierro del “ganado” podrá comprobarse si los morlacos tienen sus pitones o cuernos en perfecto estado de papeleta electoral.

Habrá un servicio de transporte especial para que los convencidos por los debatientes puedan votar en el tontodromo electoral más inmediato.

La “corrida” empezará a las diez de la noche y al  que le entre sueño que se acueste.


RESEÑA.

El diestro invitado, MARIANO RAJOY, “LA TROTONA DE PONTEVEDRA”, se ha “rajaó”,  ha echado “las manos por delante”, ha salido suelto de los chiqueros y ha mandado en su lugar a la enanita torera favorita, “LA SORY”.

La presidenta de la corrida y los coletudos participantes han excluido al diestro, ALBERTO GARZÓN, “COLORAO”, tercero del escalafón parlamentario, por un problema de bajo vientre.
Tampoco “la empresa” ha querido contar con ANDRÉS HERZOG, “EL PLEITOS”, heredero de doña ROSA DIEZ, “CARA ESTACA”, que no han salido de las tablas y están en la enfermería de las urnas.

La afición de la “solanera” está “rebrincada” con la situación de la “fiesta”, que tiene una importante “querencia” por los Bancos y las Eléctricas y ve como los ruedos se han llenado de “vitorinos” corruptos, cabestros y berrendos en sobres.

Temen que el resultado del festejo acabe por “apuntillarlos” más de lo que están y las próximas cuatro temporadas se les note mucho “la querencia” a los espadas triunfadores y nos sigan toreando por el “pitón derecho”


martes, 1 de diciembre de 2015

Un decálogo de contradicciones que aparecen hoy en prensa




UNA.- ¡Cuánto os hemos echado de menos!  Eso dijo ayer Felipe VI de Borbón en el homenaje a los sefardíes expulsados en 1492. Yo creo que más bien “los ha echado de más”, porque tardar 523 años en reconocerle su españolidad, sin reponerle los bienes que les expropiaron y el dolor que les infligieron es eso, por lo menos. ¿Y de las europeas qué? ¡Qué digo de las europeas! ¡De los moriscos qué!
DOS.- Rajoy, sin su primo, asiste en París a la Cumbre Mundial por el Clima, y se muestra ardoroso defensor de la toma de medidas contra el calentamiento global. ¿Se le ha aparecido la virgen ecologista  o es que se ha caído del caballo neoliberal? ¿De tu primo qué?
TRES.- Juan Cornejo, secretario de organización del PSOE de Andalucía, ha declarado que “no tenemos absolutamente nada que ver con una formación como Ciudadanos, de manera que son como el agua y el aceite”.  Que no me entero yo muy bien: ¿Con el apoyo de que grupo se ha investido Susana de Triana como presidenta de la Junta? ¿Quién ha aprobado los presupuestos para 2016? ¿El agua o el aceite? Parece que no es que no tengamos memoria histórica, es que no tenemos memoria de antesdeayer.
CUATRO. El papa Francisco pronunció ayer un discurso en el interior de una mezquita en Bangui, capital de la República Centroafricana. Punto. Habría que verle la cara a los integristas cristianos de Córdoba, encabezados por su obispo, Demetrio I el Facha, si un imán musulmán pronunciara un discurso y un rezo en el interior de lo que él llama “Catedral, antes Mezquita”. Inmatriculaba al imán, al rezo y le cobraba los ocho euros –sin IVA- de la entrada.
CINCO.- El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, gana 42.000 euros. ¿Al año? ¿Al mes? No, al día. 15,2 millones de euros por cada Navidad que pase.  Y luego vienen las asociaciones de empresarios, el sesudo gobernador del Banco de Spain y dicen que es necesaria la “moderación salarial” y congelan otro lustro más el salario mínimo.
SEIS.- “Casi 900 empresas españolas se mudan a Andorra para aprovechar sus ventajas fiscales”. Estos son los “patriotas”. Los infatigables defensores de la “unidad nacional” y otras vainas que planchan en el T.C. y alaba la Sori los viernes.
SIETE.- “Competencia certifica que el recibo de la luz se ha encarecido más de un 83% desde 2003”. Un candidato al Congreso, eterno por Córdoba, famoso por su apego a los vasos (y a su contenido) hacía ayer un paseo electoral por un barrio de la ciudad, vendiendo como motivo para que lo votasen (con uve no con be) el que “se va a reducir un 2 % el tramo del recibo de la luz sobre el que tiene competencia el Gobierno” (no el del total). ¡Yo lo botaba! Con “b”.
OCHO. Pablo Casado, portavoz de campaña del PP, dice que “el vencedor del debate celebrado ayer en el periódico “El País” fue Mariano Rajoy”.  Que hizo la gallina (clo, clo, clo…) y no fue. ¿Qué hay más en este país? ¿Tontos o corruptos? ¿Se puede uno “borrar” de ser español?
NUEVE.- Poco después de llegar a Paris, Obama ha acudido a la sala de fiestas Bataclan a depositar una rosa blanca como homenaje a las víctimas del terrorismo producido en la misma. Punto. Ésta documentalmente demostrado que la CIA norteamericana se inventó, entrenó y armó al ISIS como estrategia para combatir en los países árabes a los que no le son afines. ¿Cómo se llama la cosa, cinismo, hipocresía, o jeta?
DIEZ.- “El Observatorio Estatal para la Dependencia asegura que se han recortado 2.000 millones en cuatro años”. “Unas 400.000 personas con derecho reconocido permanecen en lista de espera”. “Más de 100.000 personas han fallecido desde 2012 sin recibir las atenciones”.  El ministro del ramo, un tal Alonso, estaba tan contento de que se hubiera reducido el número de demandantes de la prestación. Si el número de “reconocidos” era igual que en 2012, ¿por qué se ha reducido el de demandantes? ¡No quiero pensar que se hayan muerto esperando! ¡O si!

domingo, 29 de noviembre de 2015

20 de diciembre




No es que sea la “ex mujer de…” es que es una persona humana y una luchadora, tangible, de primer nivel.

Sacrificada, callada, imaginativa, femenina y feminista, ha sufrido una de las mayores desgracias que puede tener un ser vivo: perder a un hijo en una maldita guerra.

Cincuenta años maestra, directora de centro escolar público, de barrio, -la he “sufrido” reclamándome el pago de la factura de la calefacción de “su” colegio-, cordobesa de Bujalance, conoce la realidad de la infancia y de las APAS como si los hubiera parido a todos.

Inspectora de una calidad educativa que nos duele a todos. Madre de tres hijos, convertidos a su vez, en testimonio de lucha individual y colectiva.

Ciudadana y cargo público ejemplar, no admite influencias ni dominios, fieramente humana, desdeña los envoltorios y la etiquetas.

Jubilada (a los setenta) a su pesar, sueña con su escuela y sus niños que “solo” comen en el comedor escolar.

Lectora empedernida, paseante incesante de las calles recoletas, serenas, humildes y regadas de su ciudad, nunca ha dado –ni dará- una voz más alta que otra.

Cree en una sociedad mejor, cree en el empoderamiento de las clases populares, cree en la izquierda, cree en el poder del pueblo, cree en la vida.

Cuando otros habrían tirado la toalla y la cuchara, ella, a pesar de algún infinito dolor, está en la brecha. No es de las que luchan un día. Ni un mes. Ni un año. Luchan toda la vida. De las imprescindibles.


¿Habrá alguien mejor a quién votar?

viernes, 27 de noviembre de 2015

Mi mochila




Una infancia oyendo “La Pirenaica”,  una juventud leyendo el “Manifiesto Programa”, un megáfono a pilas que apenas aumentaba la voz, reuniones clandestinas en La Palomera, correr delante de los grises el 30 de abril, aprender de Manolo Rubia, entro en “las Juventudes”,  un sindicato independiente de la patronal, los partidos políticos y el gobierno.

El Jurado de Empresa, las asambleas de las 11, el miedo escénico, “te vas a ganar treinta años de estancia en el Hotel Sol”, “quedamos a las doce enfrente El Santuario para hacer la pintada”, Aborto legal, Martín Villa lo es. Cojo el carnet del “Partido”.

El despacho laboralista, firma la demanda, “tú hablas a la Asamblea”, una treenka con botones de hueso, el contacto de Madrid, la glorieta de Atocha, el periódico “Informaciones” de ayer debajo del brazo, Bar “El Brillante”, la detención, “sí, soy de Comisiones”.

Vamos a la mani. La compañera liberada. Una buhardilla en la calle Libertad. El “39”donde la música es de Aznavour.  Me estreno con el amaretto. El pub “La Boheme”. Ese tío es de la Social.

¡Compañero, únete! Una camisa de hilo. El mar. Tengo la piel quemada. La playa al atardecer. Asamos sardinas en la arena y gritamos: ¡Dolores a Madrid! Oímos las olas de púrpura.

¡Como mancha esta vietnamita! Tira ya el cliché. Saca quinientas. ¡Amnistía y Libertad! Hay que buzonear el barrio de Cañero. Duermo en Villaverde, en casa de Marcelino. Quedo con María Amor. El informe económico lo hará Cienfu. El proyecto de convenio hay que debatirlo en la Asamblea.

Conferencia en “el Juan”. Cuidado, viene el “Cara Rana”, el que torturó a Ani. Me llama Julio. No se dice nada de la lucha del metal. Me caen bien los anarcos. Leo a Bakunín. Vamos a negociar con el Comité Intercentros. Salce coordina.

Un cuarto de siglo en la lucha sindical, negocio convenios, hago huelgas, doy charlas, voy a intentar convencer a los huelguistas del campo en Bujalance. Vuelvo a las dos de la madrugada. Tengo frío. Y hambre.  Lucho, luego existo.

He aquí el inventario de mi fe.

Esta es mi mochila.



martes, 24 de noviembre de 2015

Dos hipótesis razonables sobre la crisis y el terrorismo




Nos dijeron que había una “crisis económica”. Era mentira. Fue un invento de los “mercados” para enriquecer a una minoría, aburrida de ganar “poco”. No era crisis, era una estafa.

Hablaron de las “subprime” y de quiebras piramidales de bancos, cuando lo que querían era esconder el inmenso gasto de la guerra de Irak y el boom artificial de ganancias de las empresas de armamento. Explotaron burbujas insostenibles y millones de ciudadanos de países pobres sufrieron el exilio y el hambre.

Nunca se ha generado mayor desigualdad en el mundo. Nunca los ricos han sido tan ricos y los pobres tan pobres. Millones de personas han perdido sus empleos y la capacidad adquisitiva de sus salarios en el mundo para cumplir los designios, diseñados en moqueta, en las cuentas y en los despachos de una élite mundial.

Millones de trabajadores de todo el mundo han visto recortados sus derechos laborales, adquiridos en una lucha de siglos por una falsa crisis, diseñada y ejecutada como una estafa planetaria.

Ahora, visto el éxito obtenido, vuelven con el pretexto del “terrorismo”, que ellos han creado, alimentado y financiado, a plantear una reducción de las libertades a escala mundial, a convertir las ciudades y los países en “estados de sitio”, dominados por las metralletas, la policía y los ejércitos, en un clima belicista, soportado por una propaganda mediática, comprada, amordazada y financiada a su medida.

En unos días, por ejemplo, las libertades de los franceses han retrocedido siglos, el gobierno belga ha hecho el más espantoso de los ridículos, acantonando con tanques las calles, cerrando escuelas y metros. Con el siguiente resultado: un juez ha puesto en inmediata libertad a 19 de los 20 detenidos en un bochornoso estado de excepción.

Contrariamente al mensaje que se da en televisiones y prensa, el gran peligro para la libertad, no son sus “fabricados” terroristas de importación, inventados por sus servicios secretos, el gran peligro son los gobiernos, la derecha recalcitrante atrincherada en sus múltiples negocios corruptos despojando a las constituciones de sus garantías y a los ciudadanos de sus derechos y libertades.

Han diseñado un mundo sin otra razón que el negocio especulativo y la voz de las bombas y los cañones matando inocentes.


Lógicamente, todos estamos en grave peligro. 

viernes, 20 de noviembre de 2015

Los peores atentados de Paris son a la inteligencia





El chauvinismo francés les ha llevado siempre a unos muy reconocibles delirios de grandeza. Cierto que momentos cumbres de la humanidad se han desarrollado en Francia y franceses son personajes decisivos en la evolución del planeta.

Pero el papel relevante de Francia como eje del mundo pasó. Ni su realidad demográfica, ni económica,  ni política, ocupan hoy una posición que nos lleve a pensar algo que a los gobernantes franceses, de distinto signo, aterroriza: que no son una “potencia mundial de primer orden”.

Y mientras tanto, la “grandeur” perdida hace estragos.  Ya no tienen un imperio colonial, Dien Bien Phu fue mucho más que el canto del cisne y su política exterior es errática. Ora está como el miembro más belicista de la OTAN, que cómo el más pasivo.

Entre Mitterrand y Sarkozy han dejado una Francia lista para Le Pen.  No “estuvieron” en Irak pero sí en Libia. Cuando los servicios de inteligencia norteamericanos, británicos e israelíes crean el ISIS, como forma alambicada de garantizar unas guerras y un mercado de armas “sostenible”, del que como en el laboratorio del doctor Frankestein les ha salido un monstruo al que no controlan, Francia va y crea “Boko Haram”, que es lo mismo pero aplicable a África. Pero más sanguinario y en países más pobres.  

Ahora el mundo –para oculta satisfacción de los franceses- vive pendiente de su metrópoli. De sus atentados y de sus excesos. De cómo se liquidan derechos fundamentales que ellos y la humanidad obtuvieron en 1789 por mor de una manipulación propagandista del terror, del que sus dirigentes no son, en nada, ajenos.

Vienen desarrollando una vergonzante guerra colonial en Centro África (Togo, Chad, Malí…) que nadie denuncia y todos ocultan.

Todos sus gestos son de imitación. Si un disminuido mental como Bush, tras los sospechosos atentados de las Torres Gemelas, ordena un bombardeo contra un país que no tenía nada que ver (Afganistán), Francia se embarca en una guerra aérea en Siria tras el horroroso atentado de París. Si se “inventan” el ISIS, ellos hacen lo propio con Boko Haram.

Estos locos occidentales, y sus capitalistas empresas, van a acabar con el planeta. La globalización era esto: que tres tontos la baba, pendientes de su Bolsa, pongan en guerra, en peligro y en muerte a esta desgracia de astro.

Su Frankestein particular ha asaltado hoy un hotel en Bamako, ha hecho 180 rehenes y ha dado muerte a 25. Y esto no ha hecho sino empezar.


El principal problema del mundo no es el terrorismo, sino la estupidez 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿Terrorismo? ¿Qué terrorismo?




En las décadas de los setenta y ochenta del pasado siglo los expertos en energía de los países occidentales pronosticaron –probablemente en error- el agotamiento de los “yacimientos fósiles” a mediano y corto plazo.
Este hecho, basado en los niveles de los pozos de Texas y Nuevo México, dio la voz de alarma en las economías capitalistas de Occidente, que impulsaron a sus gobiernos a la búsqueda desesperada del control del petróleo y el gas en otros países, vía militar incluida.
La guerra del Golfo Pérsico (2 de agosto de 1990 – 28 de febrero de 1991) fue una invasión de Irak  por una fuerza de coalición organizada y armada por los Estados Unidos compuesta por 34 países, una auténtica guerra de rapiña por las materias primas,  que contó con el bochornoso beneplácito de las Naciones Unidas y que tomaba como pretexto la anexión iraquí del Estado de Kuwait.
Paralelamente se desarrollaba en Afganistán, el país del mundo con mayores reservas de gas natural  la Primera  Guerra de Afganistán (1978-1992).  El conflicto transcurrió entre el 24 de diciembre de 1979 y el 15 de febrero de 1989, tiempo en el que se enfrentaron las fuerzas armadas de la República Democrática de Afganistán (RDA) apoyadas por el Ejército Soviético contra los insurgentes muyahidines, grupos de guerrilleros afganos islámicos apoyados por numerosos países extranjeros, destacando Estados Unidos, quien les proporcionó ingentes cantidades de armas y dinero.
Las muyahidines era un grupo de fundamentalistas del Islam, claros antecesores de los actuales yihadistas, que fueron apoyados, entrenados y armados por el gobierno norteamericano, siguiendo los designios de la CIA, que había encontrado en Osama Bin Laden el líder natural para combatir la presencia soviética en el país a un precio relativamente reducido.
Después de un bloqueo de diez años al espacio aéreo de Irak, llevado a cabo por las fuerzas inglesas y norteamericanas y que produjo según estimaciones la muerte de un millón de personas, (600.000 de ellas niños) por carencia de alimentos esenciales y medicinas – es célebre la foto del hospital que empleaba petróleo en vez de alcohol- el macabro “cuarteto de las Azores” decretó una segunda invasión del país con el falso argumento de “las armas de destrucción masivas” que poseía el gobierno de Sadam Hussein.
La Guerra produjo 4 millones de víctimas en la población civil de Irak y fue el caldo de cultivo para la aparición de la organización terrorista Al Quaeda, también organizada por la CIA, el Mossad y el M-16, servicios secretos norteamericanos, israelíes y británicos de los que recibieron armas y entrenamiento con la generosa financiación de los gobiernos de Arabí Saudí y Yemen.
Aprovechando el espíritu de la llamada “primavera árabe”, principalmente en Túnez y Egipto, los ejércitos de la OTAN, entre ellos España, organizaron revueltas en Libia, el país más próspero y de mayor nivel de vida en África para invadir, bombardear el país y derrocar y asesinar a su presidente, Gadaffi.  Los pozos petrolíferos pasaron a ser “alquilados” a compañías occidentales. Un auténtico expolio de la riqueza de un país realizada bajo el pretexto de “proteger los derechos humanos” de los ciudadanos. El país se fraccionó en múltiples banderías enfrentadas entre sí. Los “occidentales” apoyaron abiertamente a los grupos armados de Al Quaeda  y en la actualidad no hay un gobierno constatable, el país está en la ruina total y sus habitantes huyen en masa hacia las costas de Malta e Italia después de la 600.000 víctimas que produjo la guerra en una población inferior a los 3 millones de habitantes.
La situación en Irak, con enfrentamiento civil entre suníes y chiitas, con una paz imposible a pesar del enorme gasto que la corrupta administración impuesta por los norteamericanos hacía, era el caldo de cultivo necesario para un experimento. La inteligencia norteamericana repitió el ensayo hecho con los muyahidines en Afganistán y desarrolló la exacerbación de los sentimientos religioso-fundamentalistas.
Ejército Islámico (EI) se llamó el invento que le sirvió a un tiempo para combatir al régimen de El Assad en Siria, al que le habían declarado una “guerra civil”, importando masivos “manifestantes” provenientes de Turquía y volviendo a tocar la clave de chiíes y sunitas.
La guerra, iniciada en 2011, dura, con una increíble ferocidad hasta el momento presente.
En estas cuatro guerras (Afganistán, Irak, Libia y Siria) se ha desarrollado una estrategia falsa, no se ha solucionado uno sólo de los problemas por los que se iniciaron las acciones (auge del fundamentalismo en Afganistán, estabilidad política y seguridad en Irak, protección de los derechos humanos en Libia y derrocamiento de una dictadura en Siria).
Por el contrario, la paz y la estabilidad mundial está más amenazada que nunca, se ha armado y dotado de amplios recursos a organizaciones terroristas, el fundamentalismo islámico vive en espiral, eso sí, las empresas de armamento y las constructoras corruptas de los países signatarios de las acciones bélicas, las compañías gasísticas y petrolíferas, han hecho pingües beneficios. Que en el fondo, folclorismos religiosos colaterales, es de lo que se trataba.
¿A quién pretenden engañar los gobiernos occidentales con su discurso caduco y trucado de la lucha contra el terrorismo y la defensa libertad?
¿De qué libertad? ¿La libertad de las empresas del espíritu más capitalista del planeta? ¿El enriquecimiento en base a guerras que han producido en 14 años, 9 millones de víctimas, millones de desplazados, refugiados en infectos campos y niños muertos en el mar o en las playas del “paraíso europeo”? ¿De qué folclore de libertad hablamos?
¿Terrorismo? ¿Qué terrorismo?

sábado, 14 de noviembre de 2015

amarillo de estrellas: Don Tancredo (Cuento para votantes tontos)

amarillo de estrellas: Don Tancredo (Cuento para votantes tontos): Había una vez un don Tancredo que era idiota. He dicho idiota. Pero era más idiota todavía. Le picaba una autonomía y salía corr...

Don Tancredo (Cuento para votantes tontos)





Había una vez un don Tancredo que era idiota. He dicho idiota. Pero era más idiota todavía. Le picaba una autonomía y salía corriendo. Le picaba un tesorero y salía corriendo. Le picaba una caja B y salía corriendo.

Todos los don Tancredos temen a la corrupción. Pero este don Tancredo quería ser devorada por ella. Y es que don Tancredo era un idiota. No era un don Tancredo. Era un idiota.

En las noches de mayoría absoluta la luna de las aldeas da grandes bofetadas a los don Tancredos. Unas bofetadas que se sienten por las calles. Da mucha risa. Los banqueros no podrán comprender nunca por qué son estas bofetadas, pero Ángela sí. Y los don Tancredos  también.

Será menester que sepáis todos que don Tancredo es una gran trotona. De Pontevedra. Tiene una piel de plasma y encima una piel de sms y encima una  piel de “Luis se fuerte” y encima una piel de sobresueldos y encima una piel de registrador de la propiedad  y encima una piel de donaciones ilegales y encima una piel de financiación ilícita y todo. ¿Veis todo? Pues todo y además una piel de don Tancredo. Esto era lo que no sabía nuestra trotona.

¡Da risa considerar lo chorizos que son los don Tancredos! Todos tienen barba.  Todos tienen culo. Todos hacen listas. Digitales. ¿Y de las europeas?

Don Tancredo idiota odiaba los líos. Le gustaban leer el “Marca”, y dice –pero es mentira- que iba al dentista a las siete de la mañana. ¡Como si hubiera dentistas sacándole dientes a un don Tancredo Idiota a las siete de la mañana!  Pero odiaba todo lo que no era el “Marca” y los goles de Ronaldo.  Y sin embargo no hay nada más hermoso que el “ABC” y las portadas de “La Razón”.

Recién sacado de las rotativas, el “ABC” caliente, es la perfección de la noticia, felicita al führer en portada, crucifica a Carmena por unas restricciones al tráfico aprobadas por Botella y se preocupa por las gambas que se comen los sindicalistas. Es la mejilla caliente de lo que se “cuece” en este país y otros chiringuitos estatales de quita y pon.  

No quiero defender la belleza enjuta de “La Razón”, heredero del “Arriba”,  pero ya que todo el mundo alaba la pulcritud pelotera de Marhuenda y las “investigaciones a sueldo” de Inda, bien está que yo defienda al “ABC”,  contra las lecturas inacabas del “Marca de un don Tancredo idiota”.

Lo voy a decir: don Tancredo, idiota, va a seguir en su puesto. Trotando, trotando… Lo va a apoyar “Naranjito de Barcelona”. ¡Veras tú que contentos se van a poner el pelotas de Marhuenda y don Pantuflo! ¡Cualquiera los oye después del pavo los sábados por la noche!

Una noche, la luna estaba repartiendo bofetadas a los don Tancredos. El mar y los tejados y las carboneras tenían la misma luz. Una luz donde el abejorro hubiera recibido las flechas de todo el mundo. Nadie dormía. Los don Tancredos no podían más. Tenían las barbas llenas de escarcha y los barcenillas cantaban por soleares por el hueco de las bofetadas.

Tocaron las campanas de las torres porque tenían que tocar, y los cauces y los corredores y los que juegan al gol se pusieron tres veces morados y tintineantes. Empezó la lucha.

Pueblo listo. Tancredo idiota. Tancredo trotón. Pedrito idiota. Naranjito y el trío. Los tres idiotas. Coleta morada.  Tancredo “Marca” idiota.

Luchaban. Luchaban. Luchaban. Mentían, mentían, mentían. Así toda la legislatura.  Y diez. Y veinte.

Todo el país se había vuelto idiota –sí es que ya no lo era desde los tiempos de Maricastaña y el Rey Felón- .  


jueves, 12 de noviembre de 2015

Elogio del desacato




En estos días convulsos a más de uno empiezan a salirle las grandes palabras: ”ley”, “derecho”, “ orden constitucional”, “constitución”, “unidad de la patria”…, por las orejas.

Un ciudadano puede considerarse amortizado, políticamente muerto,  cuando ya no se sorprende de nada y admite de antemano que las entelequias que nos gobiernan y nos convierten en “cosas” son eternamente duraderas.

Tengo demasiados años pero me congratulo de estar joven y vivo, en filosofía y en política, porque si me dan a elegir siempre estaré a lado de la utopía, la rebeldía y el desacato, frente a la Ley (la del Poder y los Poderosos), el Orden (el de los corruptos y de sus  mayorías parlamentarias) y el Derecho (amordazado y vertebrado en injusticia  por el poder oculto).

Un ciudadano puede considerarse descatalogado o muerto cuando decide que es mejor encogerse de hombros, agachar la cabeza y aceptar la injusticia y la corrupción como un destino del rebaño.

Si los “Mártires de Chicago” no se hubieran rebelado y “desacatado” la legislación laboral vigente nunca hubiéramos tenido la jornada de ocho horas. Si Spies, Engel, Parsons y Fischer no hubieran sido condenados a muerte por un tribunal capitalista por ejercer el derecho de huelga, nunca hubiéramos tenido “derechos laborales”. Si las “sufragistas y feministas” (entre ellas nuestra Clara Campoamor) no hubieran iniciado una actuación que aún continua, las mujeres nunca hubieran votado ni logrado una cierta emancipación. 

Si Martin Luther King no hubiera iniciado (con rebeldía y desacato) la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en agosto de 1963, y no hubiera pronunciado su famosa frase "I have a dream" (‘yo tengo un sueño’)  las personas distintas a la de piel blanca no votarían en el mundo.  Si Nelson Mandela no hubiera desacatado el poder y al “orden” legal vigente, en Sudáfrica aún habría apartheid.  Si Marcelino Camacho no hubiera convertido su vida en una lucha por la dignidad de los obreros y no hubiera dicho, por ejemplo: "Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar", nos hubieran domado, doblado y domesticado.

Estoy por todas las luchas, rebeldías y desacatos de toda persona, colectivo, identidad, pueblo, parlamento o nación que se sientan oprimido, sojuzgado, robado o estafado en cualquier lugar del mundo, incluida Catalunya.

 El conformista siente que no se puede hacer nada ante la crisis y el imperio de la corrupción  y asume las promesas falaces del Gobierno como un bálsamo.  Son los valedores de la Ley y el Orden. De su Ley y de su Orden. En cambio, las personas de mente y corazón libre verán el poder político y económico como lo que es, una charca de cocodrilos a la que debe desafiar con coraje.


En la mitología, Prometeo y Sísifo, aún encadenados a rocas o subiendo moles de piedra por una montaña hicieron eterno su desacato a los dioses. Ganaron la inmortalidad. 

martes, 10 de noviembre de 2015

ROMANCE DE LA SEÑORA QUE SE EQUIVOCÓ AL GRITAR ¡ARRIBA ESPAÑA!




Esta señora de Huelva
que al PP pertenecía
se le escapo la neurona
y gritó lo que sentía:
-¡Arriba España, con Franco
el fascismo es cosa mía!
Mientras el “Moreno” jura,
diz que el viento repetía:
¡No te fíes de las fachas
que en el PP son partía!

II
El Rajoy con su  mesnada
de La Moncloa salía:
diciendo que a la Memoria
un cero le prometía.
-¡Ay de mí, que en la cunetas
estarán “toa la vía”.
 Mientras familiares lloran
diz que el viento repetía:
¡Malhaya quien en promesas
de los peperos se  fía!

III
La morenita onubense
más negra que Punta Umbría
parecía ser falangista
de correajes prendía:
Muy “arriba” te has subido
fascista del alma mía.
Mientras la infelice grita,
diz que el viento repetía:
¡Malhaya quien en las peperas
de sus gritos se confía.

IV
Ya la ponen en las “listas”
que en las “tontas” no podían
por más tierra que la echaban,
su grito la  descubría;
Rectificó al día siguiente
y dijo que no quería
que España subiera alto,
diz que el viento repetía:
¡Malhaya quien tan arriba

el fascismo le subía !

lunes, 9 de noviembre de 2015

Patriotismo unionista de bar y telediario





En días como hoy no aguanto a este país. La televisión, la radio, los demócratas, los mediopensionistas, socialistas de medio pelo, conservadores, reaccionarios, fascistas renovados y hasta rojos de toda la vida andan revueltos y coincidentes. Algo o  alguien les han insuflado un fervor patrio, modelo gol de Iniesta, insuperable.

¡España no se parte! Dicen. Y desde el camarero hasta el vendedor de periódicos se ven en el papel de los Reyes Católicos y muestran una enorme preocupación por la “unidad” de la patria.

Lástima que esos conceptos de los que los ha alimentado esa caterva-caverna dependiente de los banqueros que tenemos en este país,  no  los hayan tenido cuando el “nacionalismo”  castellano, de Madrid y sus centros oficiales, ha hecho o desecho una patria y un país a su completa medida: centralista, ombliguista, nacional-catolicista, rancio, despreciador de la periferia, folclorista, tópico y manipulado y manipulable.

Yo soy andaluz y vivo en Andalucía, no vivo en Catalunya, pero si fuera catalán o viviera allí estaría hasta los cojones de España, los españolistas, los reyes, los Jefes de Estado, los ministros y sus monaguillos.

Es que no paran. Han hecho y han gobernado en beneficio de una minoría: banqueros, empresarios de élite y casta política y funcionarial,  y nadie les ha dicho que estaban troceando España y la unidad nacional y ahora, cuando llevan tres siglos colmando a los catalanes y estos, en legítima y cabreada defensa, inician un proceso separatista más que merecido,  se les vuelve apelar al artículo 155 de la Constitución, a la “legalidad”, a los tanques, a los comandantes en jefe o a los tricornios de la Guardia Civil.

El hábito de la envidia y el recurso al autoritarismo están en los genes de esa entelequia a la que llaman, “nación española” y el asco que produce hoy conectarse a una televisión (en este caso todas son “televisiones oficiales) o tomarse un café en un bar lleno de banderas con unos colores tan cercanos al franquismo asesino, mientras una herencia biológica de especímenes despotrican de Catalunya y los catalanes, reclaman tanques y cumplimiento de la legalidad, a sangre y fuego, a un tiempo.

Le reclaman la “legalidad” a un presidente que días pasados se ufanaba en un medio público de que durante cuatro años y cinco presupuestos le ha destinado cero euros al cumplimiento de una Ley, la de la Memoria Historia, aprobada democráticamente, en un enaltecimiento culposo y culpable del delito de prevaricación.

De seguir en la dinámica que se atisba hoy en cualquier exponente informativo, puede que en este país haya, de nuevo, fusilamientos de separatistas, pero también de nuevo, los cadáveres, las cunetas y los patriotas de opereta estaremos muy “unidos”.

Todo sea por la “Unidad Patria”. O por el vinagre de tinaja.


viernes, 6 de noviembre de 2015

Oigo “patria” tu aflicción





“A Franco lo juzgará la historia” dice un coro formado por Rouco, Rivera y Aznar. ¿Pero quién juzgará a ese marmolillo de Pontevedra? Desde cierta altura de la vida una vuelve la mirada a esa renta a plazo fijo a la que llaman “patria” y se va directo a la negación.

“Mi patria” no esos banqueros embozados que explotan burbujas para que se les pagamos entre todos y salen al 160 % de beneficios.

“Mi patria” no es esa basura al 3%, de políticos o comadrejas, y empresarios de lo fácil.
“Mi patria” no son esas mugrientas ideologías que defiende, a un tiempo, el hinchazón de los gastos de armamento y las cuentas en Suiza de tesoreros espabilados.

“Mi patria” no es ese relleno integrista que se pone como un basilisco por un guardia civil muerto e ignora, con desdén,  a 130.000 muertos enterrados en cunetas.

“Mi patria” y “mi presidente” no pueden ser ese jenízaro que se enorgullece en público  de haber destinado “0” euros en cincos presupuestos a una ley democrática en vigor llamada “Memoria Histórica”.

“Mi patria” no puede ser esa que aplaude en un Parlamento una liquidación de los derechos laborales conquistados en una lucha de siglos, para que cuatro ineptos de mente y esfuerzo se crean “emprendedores” o empresarios del pan de higo.

“Mi patria” no puede ser esa que recorta la sanidad, la enseñanza y el sursum corda para ellos refugiarse en las donaciones, las cajas B y los sobresueldos.

“Mi patria” no puede ser esa que hace una mordaza de la democracia, enchiquera a los robagallinas y mantiene en libertad a multimillonarios del robo y la estafa.

“Mi patria” no puede ser la Gurtel, la Púnica, los ERES, el GAL, Pujol, “Luis, se fuerte”, “la Marquesa arrolla guardias”, Mariló Montero o Marhuenda.

Si todas esas cosas son la patria de alguien, que se quede con ellas, que yo no quiero tener “patria”.


Me voy a tomarme un medio de Moriles. ¡Esa es mi única Patria!